FANDOM


""Rojo - murmuró Mrs. White -. Debí haberme imaginado que sería rojo.""
―Margaret White.



Margaret Brigham-White, más conocida como Margaret White, es la hija mentalmente trastornada de John y Judith Brigham, esposa de Ralph White y la abusiva y estricta madre de Carrie White. Es la segunda antagonista durante la novela original y en las películas de Carrie, y la principal villana en su desenlace.

Novela Editar

Biografía Editar

Margaret nació en Motton, Maine, de John y Judith Brigham. Sus padres llevaban una vida próspera como propietarios de un albergue de carretera ("La alegría del camino"). John Brigham murió accidentalmente en un tiroteo en el bar en 1959. Su madre, Judith, tuvo una nueva pareja más tarde, Harold Allison, con el que acabó casándose. Para entonces Margaret ya tenía unos 30 años, había empezado a participar en la Iglesia fundamentallista, y se llevaba mal con su madre y su pareja por juzgarlos pecaminosos. El sentimiento, al menos por parte de su padrastro, era mutuo.

En 1960 conoció a Ralph White, con el que se casó en 1962. Aproximadamente un mes antes de la boda Margaret estuvo ingresada en un hospital de Westover, sin revelar a nadie el motivo del ingreso. Su madre sospechaba que había tenido un aborto, y eso significaría haber mantenido relaciones prematrimoniales, lo que Margaret jamás admitiría. De hecho, incluso una vez casada, instaba a su madre a seguir el ejemplo de Ralph y ella misma y vivir sin tener relaciones, dejando a criterio divino el poder tener descendencia.

En septiembre de 1963 dio a luz a su hija, Carrietta, completamente sola y en su casa. Ralph había muerto siete meses antes en un accidente de trabajo, y Margaret o no había reconocido los síntomas del embarazo o se los había negado a sí misma, pensando que Dios la había castigado por pecar con su marido provocándola cáncer en sus "partes femeninas", como ella misma le dice a su hija más adelante. Al dar a luz pensó en matar a la recién nacida, pero no pudo.

Intentó de nuevo acabar con la vida de su hija en otras ocasiones, pero estas veces los poderes de Carrie lo impidieron. El último intento, tras el baile de graduación en 1979, fue fatal para la misma Margaret, provocando su muerte a manos de su hija.

Apariencia y personalidad Editar

"Era una mujer alta y fuerte y siempre llevaba sombrero. Recientemente se le habían comenzado a hinchar las piernas y parecía que sus pies estaban siempre a punto de desbordar sus zapatos. (...) Sus ojos azules se veían aumentados tras sus lentes bifocales sin montura."
―Carrie


Margaret, tal como Carrie la describe al verla llegar a casa, es una mujer de mediana edad pero aparenta más por su austera forma de vestir. Alta, fuerte (más adelante la describen incluso como musculosa por haber trabajado toda su vida en una lavandería, llevando bolsas de ropa mojada y cargando con Biblias y libros pesados), con piernas hinchadas debido seguramente a la cantidad de horas que pasa de pie, ya fuera en el trabajo o repartiendo panfletos religiosos a los vecinos. El cabello, siempre recogido en un tirante moño, había sido negro pero en la actualidad se había llenado de canas casi por completo.

Margaret tenía un serio trastorno mental, con fijación religiosa, que la había llevado a dedicar su vida a ser una cristiana devota convencida de que todo lo que la rodeaba era pecaminoso, incluyendo las relaciones sexuales dentro del matrimonio. Su enfermedad parece haber sido tanto un trastorno de personalidad como una esquizofrenia, que al no ser tratada empeoró con el tiempo y adquirió tintes de fanatismo religioso. Como consecuencia de ello, Margaret se sumió voluntariamente en una vida de solitud y aislamiento. No tenía amigos ni contacto con familiares, cortando la comunicación con su madre en 1962 y quedándose viuda algo más tarde. Sólo un resto de estabilidad la hizo apta para esconder sus peores problemas de cara al mundo y conservar un trabajo en la lavandería Blue Ribbon en Chamberlain, Maine. Por este motivo se volvió tremendamente co-dependiente de su hija, por la que tenia sentimentos encontrados de protección extrema y de odio seguramente derivado tanto del propio nacimiento (recordatorio, según ella, de la vez que había sido débil y se había dejado "contaminar" por su marido) como del miedo a sus poderes, que ya conocía (aunque muy someramente) desde que era un bebé. Carrie, a resultas de estas circunstancias, se vio atrapada en un ambiente insano y enfermizo creado por su madre que las involucraba exclusivamente, aislándola del mundo exterior. Margaret tenía crisis ocasionalmente e incurría en accesos de histeria si veía a Carrie haciendo algo que ella consideraba pecaminoso, lo que básicamente era todo lo que no tuviera que ver con la Biblia. Con el tiempo, se convirtió en un hábito regañar y castigar a Carrie casi a diario por pecados imaginados, haciéndola repetir pasajes bíblicos enteros, obligándola a rezar y golpeándola y encerrándola en un armario durante varias horas. Durante esos accesos tendía a autolesionarse, arañándose la cara, arrancando mechones de pelo o infligiéndose daño de cualquier otro modo para obligar a Carrie a obedecerla. Se ha llegado a pensar que esos castigos, tanto los físicos como los verbales, eran tanto una penalización a su hija como a sí misma, cargando sobre Carrie el dolor y la frustración propias de Margaret. Llegó al extremo de intentar matar a su hija al menos en cuatro ocasiones: recien nacida, al cortar el cordón estuvo tentada de apuñalarla. De bebé, cuando vio por primera vez el poder de Carrie al mover la niña un biberón en el aire; sólo su madre se lo había impedido. A los tres años, cuando la niña se acercó por curiosidad a hablar con una vecina que estaba en bikini tomando el sol, intentó estrangularla y lo hubiera conseguido se no ser porque Carrie se defendió inconscientemente provocando una lluvia de rocas y granizo sobre la casa. Y en 1979, tras los sucesos del baile de graduación, estuvo esperándola en casa con un cuchillo dispuesta a matarla en cuanto la viera. Este fue su último intento, pues Carrie ya había aprendido a utilizar sus poderes y a sustraerse a la influencia de su madre y la mató en defensa propia provocándole un paro cardíaco.

A pesar de que la apariencia física de Margaret cambia en las tres adaptaciones cinematográficas, el trasfondo de personalidad es el mismo: una mujer amargada, fanática, con la mente trastornada y peligrosa para ella misma y su hija.

Caracterizaciones cinematográficas Editar

Carrie (1976) Editar

Realizada por Brian De Palma e interpretada por Piper Laurie. En esta versión la apariencia física es ligeramente distinta, con cabello suelto castaño, complexión más bien pequeña y ojos castaños, sin gafas. En personalidad tiene las mismas características que el personaje original.

02784325975d929a6e27bb2da24dd813

A Margaret se la muestra como una persona siniestra que vive intensamente su religión. Su forma de vestir y de peinarse recuerdan al estereotipo de las brujas (ropas largas, oscuras, con capa, pelo descuidado...). Es igual de malvada y cruel con Carrie que en la novela. La encierra en el armario y la ordena rezar para pedir perdón tras el incidente de las duchas, acusándola de estar maldita al enterarse de que ha tenido su primer periodo menstrual. Cuando más tarde Carrie le cuenta que ha sido invitada al baile de graduación y que ha aceptado, su madre se lo prohíbe terminantemente y la acusa de brujería y satanismo cuando su hija cierra puertas y ventanas mediante la telequinesis para olbigarla a escucharla. Dado su anormal razonamiento religioso, se convence de que Carrie es una bruja y como tal hay que destruirla; ese razonamiento es afianzado cuando intenta retenerla momentos antes de que vaya al baile y Carrie la suejta mentalmente sobre la cama para poder salir. Durante el tiempo que Carrie está fuera, Margaret la espera con un cuchillo e intenciones criminales. Cuando su hija vuelve a casa, humillada y destrozada, en lugar de ayudarla le increpa ser el resultado de una violación por parte de su marido y finge consolarla para apuñalarla por la espalda. Persigue a Carrie para rematarla, hasta ser finalmente asesinada ella misma cuando Carrie le lanza mentalmente un montón de cuchillos que la clavan contra la puerta.

Carrie (2002, adaptación para TV) Editar

Patricia clarkson carrie

Patricia Clakson como Margaret White en Carrie (2002)

En esta versión para TV Margaret es interpretada por Patricia Clarkson. En ella se la muestra más tranquila, menos propensa a la histeria, pero igualmente fanática y cruel con Carrie. A diferencia de las otras versiones, no especifica nada de su relación con Ralph White y la concepción de Carrie. Como principales diferencias, en esta película se muestra la escena en que castiga a su hija de 3 años por mirar a la vecina y provoca la lluvia de piedras sobre su casa; también el final original de la novela es aquí respetado, cuando Margaret encuentra su fin al intentar asesinar a su hija en la bañera y ésta se defiende provocándole un paro cardíaco.

Carrie (2013) Editar

Interpretada en esta ocasión por Julianne Moore, la Margaret White de esta película se parece bastante a la

Julianne moore carrie

Julianne Moore como Margaret White en Carrie (2013)

caracterización de Piper Laurie. Sin embargo en esta versión a pesar de ser claramente maltratadora en ocasiones deja ver una sincera preocupación por su hija. Como en la novela y en la película de 1976, Margaret tiende a autolesionarse como resultado de su histeria y como método para hacer obedecer a Carrie. Como nuevo dato, se especifica que nació en 1966 (fecha inscrita en su lápida al final de la película). Se parece más a su alter ego de la novela original físicamente, siendo una mujer amargada, curtida y con poco cuidado por su aspecto.

A diferencia del libro, y siguiendo la versión de De Palma, muere por apuñalamiento y crucifixión, aunque no muere clavada, sino en brazos de su hija arrepentida.

Curiosidades Editar

  • No queda claro qué impidió que matara a su hija recién nacida. En las versiones en español dicen que "Margaret había estado a punto de matarla en ese momento. Su madre la había detenido. No debería haberle permitido impedírselo." Sin embargo párrafos antes se indica que había cortado la relación con su madre. En la versión original en inglés, en cambio, se dice que "Margaret had almost killed her then. Ralph had stopped her. She should not have let him stop her." De nuevo es contradictorio, puesto que Carrie nació en septiembre y Ralph había muerto en febrero de ese mismo año.
  • Se indica en el libro en dos ocasiones al menos que la abuela de Margaret, Sadie Cochran, había tenido también poderes telequinéticos. Estos habían infundido miedo a la joven Margaret, reforzando más sus ideas posteriores de ser manifestaciones satánicas.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.